Buscando culpables

Evidentemente no puedo pasar por alto la “noticia” del grupo de minusválidos que agredió a un compañero en Italia y lo grabaron en vídeo para “su disfrute”.
(sí has leído bien he dicho grupo de minusválidos).

Culpan a Google y es que la gente no se da cuenta del peligro tan grande que supone esa compañía. Una firma que pone cualquier cosa al alcance de cualquiera:

  • vídeos con agresiones
  • mapas con los que planificar robos
  • cuentas de correo electrónico con las que coordinar mafias internacionales …

yo por mi parte también voy a denunciar a Sony o Nokia por fabricar cámaras que permiten grabar dichas imágenes, y aún encima vienen preparadas para que no discriminen el contenido.
Una vez que gane el juicio contra Sony también denunciaré al Dios de la iglesia romana por crear la luz que se deja ser capturada por tan diabólicos aparatos.

…una vez que Dios pierda el juicio (que según los tiempos que corren parece que muy difícil no es…) prohibiré la lectura y la escritura así como el libre albedrío, ya que permite escribir manuales de terrorismo y leerlos!

Sin duda habría que prohibir o al menos controlar lo que dice o hace la gente.
Y castigar a los culpables

Pero…
¿Quienes son los culpables?

Claro hay que castigar a todos los culpables fuertemente, con nombre y apellidos…
Si, porque tienen apellidos, es decir los agresores tienen familia supongo.

¿Que han hecho sus padres? porque educarlos esta claro que no.

Hablemos seriamente del tema y no nos quedemos en la superficie.

Donde han estado todo este tiempo los padres y familiares.
¿qué les han enseñado?
¿Qué valores, experiencias o emociones les han transmitido?

Ninguna, esta claro.

Aunque no conozco a los agresores me puedo imaginar su vida:

  • los padres los mandan al colegio para que allí los eduquen.
  • después lo apuntan en algúna actividad, el conservatorio o ingles (los padres estarán ocupados trabajando y no podrán/ querrán recogerlos o atenderlos).
  • Después a jugar da igual a qué, con quien y donde.
  • Si puede ser al ordenador/consola mientras están en casa para que no molesten
  • a la cama a dormir (si procede).

Seamos bien pensados, y pensemos que los padres no es que pasasen del tema sino que simplemente no « supiesen » educar a sus hijos

Esto no mejora en nada la situación, ya que el no saber ni exime de responsabilidad ni de la obligación de aprender.
Tener un hijo es (o debería ser) una decisión muy importante que no debe tomarse a la ligera, es una responsabilidad que va mas allá de traer dinero a casa o pagar a otros para que eduquen (ya sean « chachas », »colegios » o « academias »).

Pero hay circunstancias muy individuales que no pueden ser juzgadas (si es posible juzgar realmente a alguien) así que lleguemos a un acuerdo y exculpemos a los padres. Digamos por ejemplo que siendo ellos incapaces de educar cediesen a un colegio esa responsabilidad.

Huy que negro se esta poniendo todo…. me estoy mareando y creo que tengo ganas de vomitar.

Durante todos los años que han pasado por el sistema educativo.
Con la cantidad de profesores que les ha dado clase durante esos años.
Con el número de educadores, psicólogos, pedagogos, etc. que han tenido a estos personajes en sus manos.

¿Que pasa?
¿Que nadie se ha dado cuenta de que se germinaba un problema, durante todo ese proceso (porque la educación es un largo proceso) no se ha sabido corregir una conducta indudablemente asocial?

No señores,
el problema es gordo,
muy muy gordo.

y no me refiero al hecho de que agredan a un compañero indefenso (eso es indudable que me parece grave).

Sobre lo que hablo aquí, es de la gravedad que tiene que esto no es un hecho aislado, ni de que hoy este grupo ha hecho esto.
Seguro que esa vez no fue la única en la que agredieron.

Sobre lo que quiero hacer reflexionar es de como es posible que NADIE ni en su entorno familiar, ni escolar hiciese algo por evitar esto.

Pero hablemos de lo que conocemos:
Tú que lees esto, si tú, con tu nombre y apellidos, con tus circunstancias y ambiente.

¿Cuantos profesores buenos has tenido?
¿Cuantos recuerdas con ternura y de cuantos te acuerdas también de sus familias?

Apuesto a que a todos los que lean este artículo le sobran dedos para contar los profesores buenos que tuvieron, incluso sin descalzarse.

No os parece la situación italiana preocupantemente parecida a la nuestra?

¿Quién quiere culpables?

Me dio mucho que pensar una historia que leí hace tiempo, creo recordar que fue en un libro de Jorge Bucay; criticaba a un familiar suyo porque de pequeño tras golpearse con una mesa le decía:

-mesa mala mala, vamos a pegarle a la mesa, toma mesa mala!

Y la pobre mesa a todo esto sin haberse movido del sitio.
Y que fácil es culpar a otros por lo que nosotros hemos o no hemos hecho.

Yo, que no miraba por donde iba choque con la mesa, al igual que estos padres italianos, los profesores, el ministerio de educación, etc. etc. etc.

Y señores Google lo único de que podría ser culpable es de permitir que nosotros conozcamos que ocurren estas cosas, lo único que es denunciable es que ahora gracias a Google se puede demostrar claramente con una prueba irrefutable, y también gracias a Google yo puedo sumarme a la denuncia en mi blog.
Quien sabe el tiempo que este alumno indefenso llevaba sufriendo insultos y agresiones hasta que llegó el señor Google y nos permitió ver con nuestros propios ojos qué pasaba y denunciarlo.

Los culpables son los agresores, los que ayudaron los que no auxiliaron.. esos son los únicos culpables del hecho, nadie mas.

Ellos decidieron y ahora deberán aceptar las consecuencias de lo que hicieron.

No se trata tampoco de castigar o « hacer justicia » (esos términos me recuerdan peligrosamente a venganza).

Aquí de lo que se trata es de EDUCAR y educar en libertad no de censurar o prohibir.

Las personas libres, son aquellas que pueden decidir, las que no tienen alternativa no deciden, igual que no deciden aquellos que siguen unas normas o aquel viajero del Péndulo mágico.

Libertad consiste en tener capacidad de elección, en saber con sinceridad que alternativas tengo y que consecuencias tiene cada una de ellas.
Pero entonces libertad… ¿implicaría que pudiesen escoger pegarle a un compañero?
Pues sí, eso es lo que significa.

Lo que significa es que una persona, que para eso se es persona, sepa interiormente, con sinceridad:
Qué es lo que hace
Por qué lo hace
Las consecuencias (buenas y malas) de aquello que hace.

Una persona libre sabría porque debe respetar a un compañero, y también sabría las consecuencias de no hacerlo (legales, sociales, personales…).

Y estos personajes italianos no tenían idea de lo que hacían, ni tampoco lo tenían de las consecuencias que esto traería.

Si ahora no los castigasen (como pasa muy a menudo en el entorno familiar o escolar, e incluso judicial) pues está claro que no tendrían ninguna consecuencia que asumir y algo fallaría.
Si los castigan entonces sí, entonces serán conscientes de las consecuencias de un hecho como este, y otros que vean dicho castigo también es posible que se den cuenta.

¿habremos entonces arreglado algo?
No realmente.
Si bien es cierto que la probabilidad de que cometan el mismo error es menor, lo es por miedo a que les cojan (lo que nos obligaría a vigilar y controlar permanentemente porque en el momento en que crean que puedan actuar impunemente…).

Yo no he hablado de vivir con miedo (miedo al castigo en este caso).
He hablado de educar. No de saber QUE eso esta mal, seguramente se lo imaginan de alguna manera.
De lo que hablo yo es de hacerles entender POR QUÉ eso está mal. Y a mayores que las consecuencias de no respetar las leyes son graves (¿de verdad lo son? Uhm reflexión…)

No, a mí no me preocupa buscar culpables, solo a los políticos parece importarle buscar culpables.
A mí lo que me interesa es que estas cosas simplemente NO PASEN

Por eso me hice profesor.

Explore posts in the same categories: las cartas del tío Matt

2 commentaires sur “Buscando culpables”

  1. Abraxas Says:

    ¡Excelente artículo, profesor! En mi opinión, algunas de las claves que explican lo que estamos viendo estos últimos tiempos (sí, por una vez me creo eso de que « esto antes no pasaba » o , al menos , no pasaba con tanta frecuencia) son las siguientes:

    – Falta de interés de los padres en la educación de los hijos (evidente), pero también falta de tiempo, al ser prácticamente imposible conciliar la vida laboral con la familiar (si ya cuesta pillar cacho con estos horarios, imagínate criar una criatura)

    – Falta de autoridad con los chavales. Si las reformas educativas privan de toda autoridad al profesor, y el alumno conflictivo puede seguir siéndolo sin freno, ¿cual es el mensaje que aprende? Y si además, recibe el apoyo de sus padres ante cualquier tipo de « acusación » de mal comportamiento por parte de un profesor…

    En fin, que las causas son profundas y complejas, por eso me parece totalmente ridículo echarle la culpa a los videojuegos, al cine o a internet. (¿Por que no a los cuentos infantiles como Caperucita ROja, Hansel y Gretel o Barbaazul? Eso si q es ultraviolencia..!)

  2. Anonymous Says:

    Además, hay que tener en cuenta que muchos, pero muchos padres o similares, ya de por sí no tienen educación; entonces que vamos a esperar de las exigencias para con sus hijos….


Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s


%d blogueurs aiment cette page :